¿Quieres frenar el apetito y frenar la tentación de picar alimentos ricos en azúcar? Te invitamos a poner estos alimentos en tu lista de compras. Seguramente eres de las personas que estas intentando bajar de peso y adelgazar, y te has gastados un dineral en productos dietéticos llamados “bajos en calorías”,  muchos de los cuales no funcionan de manera efectiva y están mermando tu presupuesto.

Nuevas investigaciones apuntan a que existen muchos alimentos que pueden ayudarte a combatir el hambre, dejar tu adicción al dulce, estimular su metabolismo y, finalmente, perder peso. Adicionalmente, estos alimentos son más saludables que muchos productos dietéticos procesados:

– Huevos. Los huevos, que están llenos de proteínas, le ayudará a sentirse satisfecho por más tiempo, mucho más tiempo. Un estudio de 30 mujeres con sobrepeso u obesidad encontró que aquellos que consumían dos huevos revueltos (con dos rebanadas de pan tostado y una mermelada de fruta baja en calorías) consumieron menos alimentos en las próximas 36 horas que las mujeres que habían optado por un desayuno compuesto de un panecillo de idénticas calorías. Otras investigaciones han demostrado que la proteína también puede prevenir los picos de azúcar en la sangre, lo que puede llevar a controlar los antojos de ciertos alimentos.

– Frijoles: Probablemente nunca has oído hablar de la colecistoquinina, pero es uno de los mejores aliados para perder peso. Esta hormona digestiva es un supresor del apetito natural. Entonces, ¿cómo conseguir más colecistoquinina? Una manera, informan los investigadores de la Universidad de California, es comer frijoles: un estudio de ocho hombres, encontró que sus niveles de la hormona (que pueden trabajar por mantener los alimentos en el estómago más tiempo) eran dos veces más alta después de una comida que contenga frijoles que después de una comida baja en fibra que contiene arroz y leche. También hay algunas pruebas de que los granos mantienen  la glucemia en equilibrio, por lo que puede evitar el hambre por más tiempo. El alto contenido de fibra de los frijoles pueden reducir el colesterol.

– Ensaladas: ¿Eres de los que te gusta comer grandes cantidades para llenarte? Controla la ingesta de calorías comiéndote una gran ensalada. En un estudio de 42 mujeres en la Penn State University, aquellos que consumían una gran ensalada baja en calorías consume 12 por ciento menos de pasta después-a pesar de que se les ofreció todo lo que quería. El secreto, dicen los investigadores, es el volumen de una ensalada, que te hace sentir demasiado lleno para serlo. Un estudio publicado en el Journal of the American Dietetic Association encontró que las personas que comían una ensalada al día tenían mayores niveles de vitaminas C y E, ácido fólico, licopeno y carotenoides.

– El té verde. El ingrediente adelgazar no es la cafeína. Los antioxidantes llamados catequinas son las que aceleran el metabolismo y ayuda en la quema de grasa. En un reciente estudio japonés, 35 hombres que bebieron té mezclado con catequinas de té verde perdieron peso y aumentaron su metabolismo, y tuvieron una caída significativa en el índice de masa corporal. Los participantes en este estudio también redujeron su colesterol (malo) LDL.

 – Peras. Esta fruta ahora se le reconoce más contenido de fibra, gracias a un cálculo corregido por los EE.UU. Food and Drug Administration. Seis gramos (antes cuatro gramos) por cada pera de tamaño mediano. Las manzanas vienen en segundo lugar, con cerca de tres gramos por fruto de tamaño medio. Ambos contienen fibra pectina, que disminuye los niveles de azúcar en la sangre, lo que ayuda a evitar picar entre comidas. Esto puede explicar por qué, en un estudio brasileño que duró 12 semanas, las mujeres con sobrepeso que comieron tres peras o manzanas pequeñas al día perdieron más peso que las mujeres con la misma dieta que comieron tres galletas de avena al día en lugar de la fruta.

– Sopa. Una taza de sopa de pollo es para el apetito como comerte una pieza de pollo: Esa fue la conclusión de un estudio de la Universidad de Purdue, con 18 mujeres y 13 hombres. ¿Por qué? Los investigadores especulan con la idea de que incluso la más simple de las sopas satisface el hambre porque el cerebro lo percibe como relleno.

– Carne de res magra. El aminoácido leucina, que es abundante en proteínas como la carne y el pescado, así como en los productos lácteos, puede ayudar a calmar la ansiedad a la vez que mantiene la quema de calorías muscular. Eso es lo que hizo con un grupo de 24 mujeres de mediana edad con sobrepeso en un estudio de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign. Comer entre 200 y 250 gramos de carne de res al día en una dieta de 1700 calorías o menos ayudó a las mujeres a perder más peso, más grasa y menos masa muscular que el grupo de control consumiendo la misma cantidad de calorías, pero menos proteína. Los comedores de carne también tuvieron menos hambre.

–  El aceite de oliva. Esta grasa mono insaturada, te ayudará a quemar calorías. En un estudio realizado en Australia, 12 mujeres pos menopáusicas (edades 57 a 73) se les dio un cereal de desayuno con dos variantes uno recubierto con una mezcla de crema y leche descremada y otro con 14 gramos de aceite de oliva y leche descremada. Las mujeres que comieron el cereal con aceite de oliva aumentaron su metabolismo.

– Toronja. Esta fruta a vuelto luego de ser subestimada. Un estudio de 2006 de 91 personas obesas en el Centro de Investigación de Nutrición y Metabólica de la Clínica Scripps descubrió que comer media toronja antes de cada comida o beber una porción del jugo tres veces al día ayudó a la gente a bajar más de 1 kg en 12 semanas. Fitoquímicos que se encuentran en la fruta reducen los niveles de insulina, un proceso que puede obligar a su cuerpo a convertir las calorías en energía en vez de gordura.

– Canela. Espolvorear canela a la avena o a las tostadas integrales puede ayudar a curar las depresiones de azúcar de media tarde. En los EE.UU el Departamento de Agricultura encontró que un poco de canela puede ayudar a controlar picos de insulina después de las comidas. Adicionalmente, Un estudio del USDA mostró que sólo un cuarto de cucharadita de canela al día reduce el azúcar en la sangre, el colesterol y los niveles de triglicéridos en personas con diabetes tipo 2.

–  Vinagre. En un estudio sueco, los investigadores encontraron que las personas que comían pan mojado en vinagre se sentían mas llenas que los que lo comían solo. La razón probable: el ácido acético que se encuentra en el vinagre puede retardar el paso de los alimentos desde el estómago hacia el intestino delgado, por lo que su estómago esté lleno por más tiempo. El vinagre también puede cortar el rápido aumento de azúcar en la sangre que se produce después de comer carbohidratos refinados como el pan blanco, galletas y crackers.

– Cacahuetes. Sí, es verdad, engordan: un puñado de cacahuetes tiene alrededor de 165 calorías. Pero investigaciones muestran que las personas que comen frutos secos tienden a ser más delgados que aquellos que no lo hacen. Un estudio de la Universidad de Purdue, encontró que cuando un grupo de 15 personas de peso normal añadieron alrededor de 500 calorías equivalentes al maní en su dieta regular, consumieron menos alimentos en las comidas posteriores. A los participantes también se les aceleró su metabolismo en reposo en un 11 por ciento, lo que significa que los Cacahuetes queman más calorías, incluso cuando estamos inactivos. Las nueces contienen ácidos grasos omega 3. Y los investigadores de la Universidad de Loma Linda han descubierto recientemente que el consumo de 10 a 20 nueces enteras al día puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

– Cereales de alto contenido en fibra. Los estudios demuestran que puede frenar el apetito el comer un plato de cereales de alto contenido en fibra en el desayuno. Investigadores del Centro Médico de VA y la Universidad de Minnesota en Minneapolis han puesto a prueba la teoría en un buffet. A 5 de 14 voluntarios le dieron cereales altos en fibra antes de enviarlos a la meza. Los que habían tenido el cereal más alto en fibra ingerían menos alimentos  de los que no tenían tanta fibra por la mañana.

– Chili picante. Comer un tazón de chili picante con regularidad puede ayudar a perder peso. En un estudio japonés, 13 mujeres que consumían alimentos de desayuno con pimiento rojo comió menos de lo que lo hacían normalmente en el almuerzo. El ingrediente mágico puede ser la capsaicina, que ayuda a suprimir el apetito.

Producto disponible en Amazon.es

También te puede gustar

El mito de la dieta alcalina para adelgazar y sus alimentos

Restringir ciertos grupos de alimentos tiene desventajas a la larga en nuestra dieta