Muchísimos deportistas utilizan los batidos de proteínas como suplementos nutricionales. Pero, ¿qué llevan los batidos de proteínas? ¿Son efectivos? ¿Deberías tomar tú también batidos de proteínas?

Composición de los batidos de proteínas

Como su nombre indica, la mayoría de la gente piensa que solo lleva eso: proteínas. Estas incluyen altos niveles de aminoácidos y ácidos grasos esenciales que ayudan a la recuperación muscular. Y son esenciales, sobretodo al realizar ejercicio intenso.

Pero no es el único ingrediente, si bien suele ser el principal. ¿Cuál suele ser la composición de los batidos de proteínas?

Otro ingrediente principal de estos batidos es la creatina. Esta sustancia es un ácido que el cuerpo puede fabricar a partir de algunos aminoácidos (arginina, glicina y metonimia). Esta sustancia ayuda a darle a cada célula la energía que necesita. Por eso es importante incluir también la creatina entre tus complementos nutricionales cuando entrenes con intensidad.

La glutamina es un aminoácido presente en la mayoría de los batidos de proteínas. Ayuda a asegurar el suministro de energía (además de la creatina), refuerza el sistema inmunológico y evita el desgaste del tejido muscular.

A veces también llevan carbohidratos, hay batidos con proporciones distintas. No solo necesitas proteínas, también los carbohidratos te ayudan a tener la energía adecuada.

Ahora que ya conoces a grandes rasgos lo que llevan los batidos de proteínas, puede que te preguntes si necesitas tomarlos.

El suplemento perfecto

La cantidad que necesites variará dependiendo de tu peso, el tipo de actividad que realices, la intensidad y la frecuencia. Debes tener cuidado para que, después de un entrenamiento, no entres en una catálisis muscular. Esto se produce cuando no tienes en tu cuerpo suficientes reservas de energía, y empieza a consumir las fibras musculares para cubrir la demanda de energía. ¿Cómo hacer que esto no pase? Con batidos de proteínas.

Tampoco es que tengas que estar tomando batidos de proteínas a todas horas, puede llegar a ser contraproducente. Si no consumes la energía que le das al cuerpo, se acumulará como grasa. Pero hay ciertos momentos clave en que no puede faltar.

Si tienes previsto un día intenso, el mejor momento para tomar tu primer batido es por la mañana. En este momento del día es cuando las proteínas sufren más transformaciones para convertirse en energía, así que un batido te asegura el aporte de energía necesario.

Antes del entrenamiento un batido acompañado de carbohidratos de lenta digestión mantendrá tus músculos alimentados y evita su descomposición (lo que te decía antes de la catálisis muscular). Es especialmente importante en este momento, sobre todo si vas a hacer ejercicios de fuerza o potencia, para aumentar volumen o ejercicios de cardio intenso. Asegúrate de que no te falte glucógeno.

Después de un entrenamiento intenso el músculo tiene que crecer, y para ello es necesario que se produzcan pequeñas roturas musculares. En ese momento tus músculos necesitan los aminoácidos que les aportará un batido de proteínas para reparar estas roturas y reconstruirse. Al ser líquido estos nutrientes se absorben mejor y más rápido. Ten en cuenta que tu cuerpo necesitará estós nutrientes enseguida, 20-30 minutos despúes del entrenamiento. Recuerda incluir carbohidratos en el batido para reponer la energía perdida.

Dependiendo del caso, también es bueno tomarlo una hora antes de acostarse. Hay ejercicios que hacen que tu cuerpo esté consumiendo energía varias horas (a veces hasta 24 horas) después de haber entrenado. Cuando vayas a dormir, estarás muchas horas sin alimentarte, y corres el riesgo de entrar en catálisis muscular. En caso de que practiques este tipo de entrenamiento, es recomendable que tomes un batido de proteínas de asimilación lenta con pocos carbohidratos antes de dormir.

También te puede gustar

¿Sirve el colágeno hidrolizado para bajar de peso?

El colágeno es una de las proteínas más beneficiosas que existen para nuestro organismo, pero ¿también sirven para bajar de peso?