Muchas son la razones por las cuales un alimento como la avena es tan eficaz en nuestra dieta, y es que no es sólo por su contenido de fibra que incrementa e influye en nuestro peso, sino que también es una de las mejores fuentes de almidón con una alta resistencia, que se va digiriendo de forma lenta y constante, haciendo calmar el hambre y acelerando nuestro metabolismo.

Beneficios de la avena en nuestra dieta:

– El cuerpo la digiere lentamente: por ello está mucho más tiempo en nuestro sistema digestivo, por ello va liberando ácidos digestivos muy específicos que mantienen el apetito bajo control y te permiten quemar más calorías.

– La avena te hace sentir más lleno por más tiempo. Cuanto más saciados estemos, menos hambre nos dará y evitaremos comer entre comidas. La avena tiene mucha fibra y proteínas y vitaminas y minerales muy saludables que la hacen ser unos de los alimentos más ricos en nutrientes.

– Al sentirnos llenos será poco probable que queramos alimentos poco saludables. Si la tomamos en el desayuno, nos mantendrá llenos incluso a la hora del almuerzo, de esta forma las siguientes comidas no tendrán que ser tan contundentes.

– Con su alto contenido de fibra nos aporta uno de los nutrientes más importantes para el cuerpo y que ayuda al buen funcionamiento del sistema digestivo. La avena contiene una de las fibras más poderosas: beta-glucano. El beta-glucano es un nutriente importante que ayuda a combatir el colesterol alto, la diabetes tipo 2 y el cáncer.

-Es un alimento bajo en calorías. Aunque las raciones pueden variar, una taza mediana de avena podría contener solo unas 150 calorías. Con ello lograremos comer más cantidad con menos calorías y poder adelgazar sin pasar hambre.

-La avena conserva constantes nuestros niveles de azúcar en la sangre. Si tenemos sobrepeso o diabetes tipo 2, la avena es una gran aliada para reducir el nivel alto de azúcar en sangre. El beta-glucano que contiene mejora la disolución de la insulina y reduce los niveles de glucosa.

– Ayuda a reducir el colesterol y reduce el riesgo de enfermedades del corazón, siempre y cuando, nuestra dieta sea balanceada, e integremos este alimento en nuestras comidas.

– Con este alimento tan saciante nuestros niveles de energía mejorarán. Y más energía se traduce en más ánimo y más movilidad para hacer muchas actividades. Venceremos el decaimiento, pensaremos con más claridad y podremos llevar el ritmo de vida que queramos.

La avena en el desayuno:

La avena es un diurético natural, ayuda a reducir la acumulación de líquido y su fibra actúa como regulador metabólico.

Aunque es una obviedad la importancia del desayuno para afrontar el día, puede ser complicado tener el tiempo necesario para prepara un desayuno que sea saludable y apetitoso y que además nos ayude a perder peso. La avena es muy versátil y se puede combinar en muchas preparaciones tanto frías como calientes.

Si queremos evitar la monotonía y hacer de la avena nuestra aliada tenemos usar preparaciones saludables y sabrosas. Si cubrimos de avena nuestras frutas picadas les añadiremos cierta dulzura natural al mismo tiempo que aumentaremos el nivel de fibra.

Podemos mezclarla con muchas preparaciones como purés o pasteles y con frutos secos. Un pastel de manzana y avena, sin azúcar y canela es una alternativa muy saludable y fácil de preparar. Todo está en experimentar con diferentes texturas para incorporar la avena en nuestra dieta de forma creativa.

Cómo incorporar la avena en nuestra comidas de forma diferente

– En los rebosados o cómo sustituto del pan rallado: la avena se puede usar como sustituto del pan en los rebosados, o la miga de pan de las albóndigas, nuggets de pollo y el pastel de carne. Es una manera sencilla de incluir la fibra en este tipo de platos. Dependiendo del tipo de preparación podemos pasar la avena por una licuadora o molinillo para darle una textura más similar al pan rallado.

– Podemos incorporar harina de avena o mezclarla con la de trigo para preparar pan, tortitas o postres como las magdalenas, haciéndolos así más saludables.

– La avena en hojuelas o en polvo se puede incorporar fácilmente a nuestros batidos y zumos. Si le agregamos frutas como la banana obtendremos un batido más espeso y lleno de fibra, que nos mantendrá con energía hasta el almuerzo.

– Se puede agregar en hojuelas para hacer hamburguesas vegetarianas dándoles una textura muy similar a la carne y con un gran aporte de fibra.

Agua de avena para bajar de peso

Hacer un ayuno con agua de avena puede ayudarnos a controlar nuestro peso ya que las vitaminas, fibras y minerales que contienen pueden actuar como un saciante muy ligero y fácil de digerir. La avena tiene también un efecto diurético que va disminuir la retención de líquidos en nuestro organismo.

¿Cómo y cuánta cantidad de agua de avena se debe tomar para adelgazar?

El agua de avena se puede tomar durante 30 días en ayunas para conseguir un efecto adelgazante. Como es muy saciante nos aportará energía y fibra durante toda la mañana, incluso puedes tomar otro vaso antes de las comidas para obtener el mismo efecto.

Preparación:

Por una taza de avena la diluimos en 2 litros de agua pudiendo agregar una rama de canela. La dejamos en remojar durante un mínimo de 8 horas. Luego retiramos el agua que contiene las impurezas. Esta mezcla que queda la pasamos por la batidora o licuadora diluida en otras 8 tazas de agua hasta obtener una mezcla homogénea, si siguen quedando trazas del cereal lo puedes colar. Luego puedes incluir mas canela, o algún edulcorante, limón o miel. Luego refrigerarla en la nevera para consumirla en ayunas o antes de las comidas.

Un día de dieta con agua de avena:

Desayuno: 1 vaso agua de avena en ayunas, luego una pieza de fruta (manzana o pera) infusión o té verde.

Almuerzo: 1 vaso agua de avena antes de la comida. Ensalada verde. Pechuga de pavo o pollo al vapor o a la plancha.

Merienda: infusión o té verde. Una pieza de fruta o frutos secos.

Cena: 1 vaso agua de avena antes de la comida. Verduras a la plancha o al horno. Pescado blanco al vapor o a la plancha.

¿En qué consiste la dieta de la avena?

Como es normal, muchas dietas se ponen de moda, y no iba a ser menos la dieta de la avena, la cual se basa en comer un tipo de alimento. La dieta de la avena se hecho muy popular en las Redes e Internet, pero cuidado ya que implica comer solo o principalmente avena, lo cual no proporciona los nutrientes necesarios que una persona requiere diariamente, lo cual la hace poco recomendable para seguirla durante largos períodos. Puede que logres perder peso, pero es muy probable que lo recuperes al volver con tu rutina alimenticia.

Los defensores de esta dieta alegan que proporciona la fibra, las calorías y las vitaminas que una persona necesita para mantener la energía mientras pierde peso. Pero este tipo de dietas restrictivas son muy peligrosas.

La avena como cualquier otro cereal es nutritivo cuando se come con moderación y dentro de un plan de alimentación balanceado que incluye carnes, pescados, frutas y verduras. Lo mejor de las propiedades de la avena se encuentran en el desayuno porque nos ayuda a sentirnos llenas por mucho tiempo.

No sólo se come avena en esta dieta restrictiva, el concepto básico es comerla como plato principal para una o dos comidas al día.

Luego está el plan de dieta de avena que incluye dos etapas:

Etapa 1: Se come avena durante tres comidas diariamente durante la primera semana. Durante ese período, debe comer solo avena entera y no avena instantánea. Puedes comer un poco de fruta con la avena o frutos secos.

Etapa 2: Luego de la primera semana, se toma la avena en una o dos comidas al día con una opción baja en grasas para las otras comidas. Se añaden más frutas y verduras en esta fase y se  puede comer avena instantánea.

La otra opción es un plan de 6 días donde se incluirá la avena en dos de las comidas diarias.

Riesgos y efectos secundarios de la dieta de avena

Aunque la avena ofrece muchos beneficios para la salud en general, hay algunos riesgos a tener en cuenta y es que como siempre, y con cualquier dieta, debes consultar a tu médico antes de iniciar cualquier régimen, además es importante informar a su médico sobre tu historial clínico y/o cualquier afección médica que puedas tener.

La dieta de avena por si sola es muy baja en calorías, y algunos médicos pueden considerar que el conteo de calorías es demasiado bajo para considerarla como saludable a largo plazo. Por ello, es posible que necesites aumentar la ingesta de calorías diarias añadiendo más alimentos.

Por ser la dieta de la avena muy restrictiva, la monotonía de comer avena en una o dos comidas al día puede ser difícil de llevar.

Los riesgos en esta dieta pueden reducirse ajustando el plan de comidas. Además de aumentar el recuento de calorías a una cantidad recomendada por su médico, también puede agregar más variedad al incorporar más verduras y diferentes frutas.

Como con cualquier dieta, hay algunos efectos secundarios:

Puede producir distensión intestinal.

Puede reducir la absorción de cualquier medicamento.

Puede causar irritación en el perineo.

Puede ocasionar debilidad y cansancio en algunos casos.

Preguntas frecuentes sobre la dieta de la avena:

¿Qué tipo de alimentos combinan bien con la avena y cuáles no?

Alimentos como la espinacas, pollo,  pescado, pavo, yogures, té e infusiones, lechuga, remolacha, champiñones, zanahorias, frijoles, lentejas, miel, y la gran mayoría de las frutas combinan bien con la avena. No combinan bien los edulcorantes artificiales, las bebidas gaseosas, el alcohol, los alimentos ricos en sodio, los jugos de frutas envasados. Puedes ver este articulo para aprender a consumir fibra para obtener todos sus beneficios.

¿Se puede comer avena o el agua de avena manteniendo otra dieta para adelgazar?

Si, por supuesto. Puedes comer avena cuando sigas otra dieta. La avena es rica en fibra, lo que ayuda a prevenir la deposición de grasa y también es de gran ayuda si padeces de estreñimiento.

¿Deben las madres que amamantan seguir la dieta de avena?

No. Si está dando el pecho después del embarazo, es recomendable esperar antes de seguir una dieta de avena para perder el peso por el embarazo. Es muy importante que consultes a tu médico antes de comenzar cualquier tipo de dieta por tu cuenta.

¿Cuánto peso puedo perder siguiendo la dieta de avena o tomando agua de avena?

Es muy relativo. Muchas personas que han seguido la  diferentes fases de la dieta de avena de forma estricta han mencionado que han perdido hasta 10 kg en 6 semanas. Otras personas han incorporado entrenamiento y ejercicio junto con la dieta y han tenido mejores resultados.

Hay que aclarar que la avena es un gran alimento para nuestra su salud, independientemente de si tienes un sobre peso o quieres verte bien. Es un alimento muy nutritivo y fácil de preparar que puede acelerar nuestro metabolismo, mantener estables nuestros niveles de azúcar en sangre y reducir los antojos y la ansiedad entre comidas. Así que no está de más incorporar avena en nuestra dieta diaria.

Recetas saludables con avena para perder peso:

-Batido de proteínas de avena con banana

Este batido de proteínas es muy saludable y fácil de hacer, se prepara con:

Ingredientes para una persona:

1/2 litro de leche sin grasa
2 cucharadas de avena en hojuelas
2 claras de huevo
1 plátano o banana
Elaboración:

Agregamos primeramente la leche en la vaso batidora o licuadora luego los demás ingredientes, batimos hasta obtener una mezcla homogénea, si la consistencia es muy espesa agregamos más leche o agua al gusto…

-Barritas energéticas de avena y frutos secos:

Estas barritas energéticas son el tentempié perfecto y muy saludable. Se preparan en el horno  no contienen gluten y son perfectas para llevar fuera tu desayuno.

Ingredientes:

2 tazas de copos de avena
½ taza de almendras
½ taza de nueces
½ taza de pasas o higos
2 tazas de semillas de chía y sésamo mezcladas
250 gramos de miel

Preparación
Primero troceamos los frutos secos sin triturar. En un bol, mezclamos bien, los frutos secos y las semillas. Ahora llega el momento de ir agregando la miel poco a poco sin dejar de mezclar continuamente hasta formar una pasta bien compacta.
Extendemos luego esta mezcla dentro de un molde recubierto de papel especial para horno, lo compactamos y alisamos de forma uniforme, dejándola de un grosor de unos 2 centímetros aproximadamente. Con el horno pre calentado horneamos a una temperatura de entre unos 150-170 ºC durante unos 25 o 30 minutos, hay que vigilar la pasta para que no quede dura, sino suave. Pasado ese tiempo sacamos del horno para enfriar y poder cortar en forma de barritas de unos 7 cms X 3 cms, o a nuestro gusto. Podemos también hornearlas en forma de bolitas de unos 3 o 4 cms, las cuales son también muy prácticas de llevar a todas partes.

-Cupcakes o magdalenas de avena y plátano:

Es una preparación muy sencilla y saludable, que nos permitirá darnos un pequeño capricho en nuestra dieta sin engordarnos. Con estos estos mismo ingredientes podremos prepara unas deliciosas tortitas de desayuno en una plancha.

Ingredientes:
150 g. harina de avena a poder ser integral.
2 huevos medianos
2 plátanos que estén en un buen punto de maduración y que permitan ser triturados.
50 ml. leche entera
½ cucharada levadura
Canela

Preparación:
En un bol aplastamos los plátanos con la ayuda de un tenedor y cuando estén bien triturados agregamos los huevos y la harina poco a poco hasta que podamos mezclar todo, obteniendo una especie de pasta muy densa, ahora es el momento de agregar la levadura, la leche y la canela mezclando todo de forma uniforme.

Vertemos  la mezcla con la ayuda de una cuchara en los moldes especiales de Cupcakes recubiertos de papel. Con el horno pre calentado horneamos durante 35 minutos a 180º , vigilando de que estén dorados y esponjosas. Dejamos enfriar para desmoldar.

También te puede gustar

La dieta para bajar de peso sin gluten

Dieta sin gluten para adelgazar y mejorar nuestra salud con un mejor rendimiento.