adelgazar desde casa

Adelgazar en casa sin ponerte a dieta parece una utopia, pero tener buenos hábitos pueden ayudar a luchar contar los kilos de más y al contrario de lo que parezca se pueden lograr buenos resultados. Si logramos poner en práctica algunos trucos, podrás conseguir adelgazar con facilidad sin estrictas dietas ni la zozobra que las dietas para adelgazar pueden traer consigo.

No necesariamente tenemos que inscribirnos en un gimnasio o contratar los servicios de un experto en nutrición o tener un preparador personal o un entrenamiento específico para llegar a tener un cuerpo en forma. Lo que realmente necesitas es un poco de tiempo cada día y sobretodo tener la decisión de continuar cada día con unos hábitos saludables en un largo plazo. Estos son algunos consejos simples pero eficaces para la pérdida de peso en casa.

Estos son algunos consejos para adelgazar en casa y de forma natural que pueden ayudarte:

1. Mentalidad y disposición:

La primera cosa necesitamos para lograr nuestro objetivo de perder peso y mantenernos en forma es tener una mentalidad fuerte y estar dispuestos a afrontar este reto.

Es necesario que nos evaluemos a fondo y poder decidir así cuáles son nuestros objetivos, basándote en tu salud en general, altura, edad y estructura ósea.

Debemos ser realistas y plantearnos metas que podamos lograr. Una vez que estemos preparados mentalmente podremos empezar el trabajo real.

2. Céntrate en la dieta diaria:

comenzar dieta

Lo que realmente necesitamos es concentrarnos en nuestra alimentación. Muchos son los que piensan que pueden comer lo que quieran y compensarlo con el trabajo físico, pero no es una buena idea, más de la mitad del éxito dependerá de lo que comemos, como elaboramos los alimentos y de ser capaces de mantenernos a lo largo del tiempo.

3. Evalúa lo que comes:

Evalúa lo que comes normalmente a diario y averiguar dónde estás cometiendo el exceso. Recorta esa ración extra de pasta o elimina esas galletas de media tarde o reduce tu consumo de azúcar. Al igual que con cualquier reto, bajar de peso es un esfuerzo donde acumulamos pequeños logros que nos llevarán a la meta final.

Deshazte de los fritos y las grasas. Baja tu consumo de azúcar y de refrescos y cámbialos por cosas más saludables,

4. Cambia tu forma de comer:

Con pequeños hábitos puedes cambiar tu forma de comer. Intenta beber mucha agua para mantenerte lleno y calmar la ansiedad. Ten siempre a mano frutas, verduras y alimentos ricos en fibra para cuando tengas antojos.

Es mejor hacer comidas más pequeñas con un intervalo de 2 horas. Esto te ayudará a que tus niveles de azúcar se mantengan estables y no te ataque la ansiedad.

Un truco muy inteligente es servir los alimentos en platos más pequeños.

Trata de comer como plato principal una variedad de verduras y con menor cantidad la carne, pescado o productos lácteos.

Prueba con las verduras salteadas y elabora las ensaladas sin salsas o aderezos innecesarios.

5. No te saltes las comidas:

Esto es un error muy común que tendemos a hacer. Hay que alimentar nuestro cuerpo correctamente para poder bajar de peso. Cuando nos saltamos las comidas, nuestro cuerpo entra en modo supervivencia y es cuando trata de buscar otras alternativas como utilizar músculo en lugar de grasa.

6. Come en casa y elabora tu propia comida:

Esto es fundamental cuando estamos tratando de perder peso. De esta forma nos controlamos más, usaremos productos de mejor calidad y estaremos alejados de productos insanos, además de saber exactamente lo que comemos.

7. Dar importancia a los líquidos:

liquido en la dieta

Tan importante es la ingesta de alimentos sólidos como la de los líquidos. Necesitamos beber mucha agua y evitar el consumo de calorías escondidas en los zumos de frutas envasados, refrescos y el alcohol. El agua pura o el agua con un poco de sabor natural es la mejor apuesta. Intenta preparar tus propios zumos naturales y batidos controlando en todo momento el exceso de azúcar y la cantidad de lácteos.

8. Ejercicio físico:

Tenemos que emplearnos en actividades físicas, y no verlas como tareas aburridas, trata de encontrar una actividad que realmente te guste y te motive. Busque opciones menos rutinarias y que sean interesantes como andar en bicicleta, caminar, bailar, nadar, etc.

Al igual que con nuestra alimentación, debemos evaluar las actividades que hacemos y cambiar nuestra rutina sedentaria. Incluso puedes empezar con un par de ejercicios pequeños en casa si no tienes tiempo para ir a un gimnasio. Intenta caminar más y realizar actividades al aire libre.

9. Mantén la motivación:

Uno de los aspectos más importantes es la motivación. La mayoría de las personas se dejan llevar por el sobrepeso porque se dan por vencidos fácilmente.

Necesitamos mantener la motivación para seguir nuestra meta a lo largo del tiempo.

Por ello, trata de que tu familia y amigos te apoyen y ayuden a mantenerte motivado/a.

Hazlo por ti mismo y no para otros. Tú eres la persona más importante en tu vida y tienes que encontrar tu propio bienestar.

Manteniendo la motivación y siguiendo estos consejos puedes lograr un cambio en tu vida y mantenerte saludable.

También te puede gustar

Ayudas para adelgazar y perder peso

La motivación es importante a la hora de afrontar el reto de adelgazar, pero con mucha fuerza de voluntad se consiguen las metas.