combatir el acne

Estoy seguro de que cada uno de ustedes está familiarizado con el acné. Casi todos hemos tenido este desorden de la piel ¿no es verdad? Bien, técnicamente conocido como acné vulgaris, este desorden de la piel afecta anualmente a millones de personas con diferentes estilos de vida. Ciertos estudios han descubierto que la mayoría de los adolescentes son generalmente los más afectados por esta enfermedad; sin embargo, los niños y los adultos también resultan afectados. Incluso se ha descubierto que alrededor de un 80 por ciento de los adolescentes desarrollan acné, particularmente las mujeres.

¿Qué es el acné?

De acuerdo con ciertos estudios, el acné varía de considerablemente leve a tremendamente severo. Generalmente se forma cuando el revestimiento de los conductos sebáceos y las glándulas sebáceas comienzan a trabajar en exceso. Con el comienzo del acné, la capa del conducto en realidad se deshace de las células las cuales son luego transportadas hacia la capa externa de la piel por el sebo. Una vez que el conducto está bloqueado, en ese momento el sebo y las células comienzan a acumularse, formando un tapón conocido como comedón.

Una vez que el tapón se mantiene debajo del nivel de la piel, aparecen las espinillas o los “comedones cerrados”. Si el tapón sobresale del conducto cutáneo, es llamado “comedón abierto” o barro y su parte superior es de color negro. Como ya lo sabrás, esto no es suciedad en absoluto, por lo cual no se quitará con un lavado.

Hay diversos factores que contribuyen a la formación del acné, pero en términos de su causa real, nadie está seguro en realidad qué es exactamente lo que causa el desarrollo del acné o por qué comienza durante la adolescencia. Sin embargo, un factor como el hereditario es el que lidera la lista. Hace un tiempo ya que se lo ha considerado como el factor más importante que juega un rol fundamental en el desarrollo del acné. Tal como lo cree la mayoría de la gente, si un miembro de tu familia tuvo acné, hay una gran posibilidad de que tú también lo tengas.

A pesar de que el acné es muy común entre los adolescentes, el acné no debe controlar tu vida. Hay muchas maneras de luchar contra él, y una de ellas es manteniendo un estilo de vida saludable.

Cambios Saludables en el Estilo De Vida:

ejercicio al aire libre

Los expertos han estimado que cuando se trata a una persona a causa del acné, la única manera de obtener resultados respecto de los tratamientos efectivos, es a través de diversos cambios saludables en su estilo de vida. Cuando digo “cambios saludables en el estilo de vida”, esto incluye la manera en que comes, duermes, trabajas, juegas, etc. Tanto como sea posible, debes intentar concentrarte en las áreas que necesitan un cambio. Esto es muy importante para que se pueda completar un esfuerzo sostenido. Si tu meta es tratar el acné que te molesta, entonces intenta tratarte íntegramente de tantas maneras como sea posible.

Superando el Estrés:

ansiedad hambre dieta

Uno de los dilemas más comunes que enfrentan las personas es el estrés. El estrés no es tan normal. Entonces, ¿qué sucede cuando el cuerpo siente estrés? Los expertos han descubierto que, en este caso, la corteza suprarrenal convierte a los andrógenos suprarrenales en la hormona testosterona tanto en hombres como en mujeres, lo cual resulta en glándulas sebáceas hiperactivas. Tal como fue descubierto, los ovarios de la mujer son capaces de producir un 25 por ciento de testosterona, mientras que el 75 por ciento de la hormona proviene de los andrógenos suprarrenales.

Cuando el cuerpo tanto del hombre como de la mujer siente estrés, se libera más andrógeno suprarrenal, causando una cantidad doble de testosterona. Es este efecto de duplicación el que causa que la zona T de la cara se vuelva grasosa, mientras que las otras áreas se encuentran secas por la deshidratación. Además, el acné en los adultos muchas veces es un derivado del estrés y la deshidratación. Y el agua y el estrógeno son los factores que calman el sistema de alarma de estrés del cuerpo.

Dieta antiacné y algunos consejos para controlarlo:

El Agua es lo Mejor:

agua fria quema calorias

El agua es el tratamiento más efectivo para el acné. El respaldo principal que tiene esta afirmación es el hecho de que el agua es alcalina (pH 7.3) y puede considerarse como un tratamiento natural y casi gratis para el acné. Por ende, es recomendable que bebas al menos ocho vasos de agua por día (lo mejor es beber de 10 a 12). Esto te ayudará a que tu cuerpo elimine la grasa, los residuos y las toxinas, y el agua incluso ayuda a humectar tu piel mientras evita que tus poros se tapen. Tal vez, lo más importante es que el agua ayuda a liberar el estrés y a relajar tu cuerpo, y de esa manera puedes dormir mejor. Es importante que sepas que el agua y las horas de sueño son factores que ayudan a reducir el estrés. Junto con esto, intenta disminuir la ingesta de café, gaseosas, té y bebidas alcohólicas tanto como sea posible. La razón para que lo hagas es porque éstos son diuréticos parciales que le quitan a las células corporales más agua de la que le aportan.

Evita los Astringentes:

Si tu meta es tener una piel bella, entonces debes evitar los jabones naturales astringentes y todo tipo de agentes astringentes que contraigan los poros de tu piel, tales como la avena, hammamelis, el agua muy fría y el alcohol de frotar. De hecho, se ha descubierto que cuando los poros se contraen, se acumula más grasa en los poros de la piel, causando el comienzo del acné.

Evita los Estimulantes:

El café, el té, los cigarrillos como así también el azúcar en exceso proveniente de los dulces y las bebidas gaseosas, deben evitarse. Generalmente se dice que cualquier cosa que afecte potencialmente al cuerpo entero, al cerebro y al sistema nervioso, puede estimular fácilmente las glándulas sebáceas a liberar más grasa. Esta grasa tiene que abandonar el cuerpo a través de los poros, empeorando el acné. Los estimulantes incluso provocan estrés.

Vigila tu alimentación:

comer alimentos saludables

Se debe observar que la dieta afecta al acné. Por lo tanto, sé cuidadoso con lo que comes. Tanto como sea posible, intenta comer alimentos que sean bajos en grasas, ya que las grasas producen más aceites en el cuerpo, los cuales son capaces de producir acné.

Evita el alcohol:

beber alcohol y bajar de peso

Un número de personas creen que el alcohol es una de las mejores maneras de relajarse y liberar el estrés. Bien, el alcohol puede hacer esto, pero los estudios han descubierto que el alcohol causa la formación de acné. Es considerado capaz de producir acné sabiendo que es un astringente, por lo tanto contrae los poros de la piel, haciéndolos más propensos a taparse. Además de este hecho, el alcohol inhibe el sueño, causando por lo tanto más fatiga y estrés, llevando a empeorar el acné.

Lo Caliente y lo extremadamente frío también tienen importancia:

Cuando te bañes, debes evitar el agua muy caliente o muy fría en las áreas de la piel afectadas por el acné. Usa agua tibia; tal vez a menos temperatura que lo 98.5 grados de tu piel.

Evita los exfoliantes y los abrasivos:

dieta anti acne

Los exfoliantes y los abrasivos deben evitarse. Los expertos han dicho que irritan la piel, la cual debe dejarse intacta como una barrera natural contra las bacterias que causan el acné.

Sol para una piel bella:

Como ya lo sabes, el sol mata las bacterias, pero eso no significa que no dañará tu piel. Debes saber que el sol también actúa como un astringente que seca, tensa y tapa los poros de la piel. Por lo tanto, debes pasar solamente un tiempo limitado bajo el sol. Al menos 15 minutos en la cara y los brazos a diario es suficiente.

Evita el Clima extremadamente frío:

Si el calor extremo causa que los poros se tapen, el clima extremadamente frío también causa dicho efecto. Por lo tanto, evita el clima extremadamente frío para que no se congelen y se tapen tus poros. Es ideal que humectes tu cara y tu cuerpo y que te mantengas en temperaturas que vayan de los 70 a los 80 grados Fahrenheit.

La natación ayuda:

Ejercítate para reducir el estrés nadando en una piscina cubierta. Pero, usa una piscina purificada con ozono si es posible. Es interesante saber que el agua de las piscinas se encuentra a aproximadamente 75 a 85 grados Fahrenheit, lo cual está bastante por debajo de la temperatura normal de tu cuerpo de 98.6 grados. Por lo tanto, el agua de la piscina refresca todo tu cuerpo, incluyendo las áreas afectadas por el acné, siendo a la vez un ejercicio excelente para el resto de tu cuerpo. Esto incluso reduce el estrés y también la tensión física.

Mantén la limpieza:

También es necesario que cambies las telas y toallas luego de cada uso. Está comprobado que son lugares ideales para que crezcan las bacterias que causan el acné y que luego vuelvan a aplicarse sobre la piel. Además, lava los paños para lavar la cara, las fundas de las almohadas y la ropa interior diariamente con vinagre, aceite de árbol de té o aceites esenciales de lima, limón o naranja, para disminuir el desarrollo de las bacterias que causan el acné. También se sugiere a menudo que apliques un detergente natural al lavado.

De hecho, hay muchas maneras de controlar y combatir el acné, pero mantener un estilo de vida saludable es, por lejos, una de las mejores para tener en cuenta. Es importante observar que los estilos de vida saludables te conducirán a obtener una piel más saludable y un cuerpo más saludable. Cambiar tus hábitos desfavorables te recompensará cuando tengas una salud general mejor, más energía, y una piel más limpia para mostrar al mundo. Si alguna vez tuviste miedo de realizar cambios, por favor, no lo tengas. Por supuesto, te será difícil acomodarte a los efectos iniciales al comienzo, pero a medida que sigas, te darás cuenta de que puedes aprender fácilmente a adaptarte a ellos.

También te puede gustar

¿Por qué tomar batidos de proteína para adelgazar?

¿Los Batidos de proteína son la solución para Perder Peso?