gluten y pan

El primer año de vida es clave en el crecimiento de los niños. Es cuando más rápido se desarrollan, y también es el momento en el que son más vulnerables. Por ello tenemos tanto cuidado con ellos y en especial con su alimentación. Que coman bien en esta época es importantísimo para que estén bien alimentados, para prevenir enfermedades y para que adquieran buenos hábitos de alimentación.

La leche será el único alimento hasta los cuatro o seis meses. Hasta entonces, el pequeño no tiene la madurez física necesaria para digerir otros alimentos, y la leche cumple todas las necesidades nutricionales. El siguiente paso son los cereales. Los primeros serán sin gluten, el arroz y el maíz, para evitar posibles intolerancias iniciales a esta proteína. Los cereales con gluten (el trigo, la avena, el centeno y la cebada) se irán introduciendo a partir de los siete u ocho meses. Los cereales suponen para los pequeños un importante aporte de energía y proteínas esenciales para el desarrollo.

dieta sin gluten

Los cereales preparados, que se comercializan para bebés, están adaptados a cada etapa. Para la primera fase cereales sin gluten, y mejor si tienen el sello de garantía “Controlado por FACE”. La Federación de Asociaciones de Celiacos de España, asegura que se sigan los procesos adecuados en su fabricación. Para la segunda fase hay otras combinaciones con gluten para seguir con el crecimiento. En todos los casos estos preparados son enriquecidos con calcio y vitamina

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

También te puede gustar

Puede el café ayudarnos a quemar grasa y perder peso de forma más fácil

¿Quién dijo que el café era algo malo? Hoy en día la gente lo está usando como ayuda en su dieta