perder peso rapido y seguro

Vuelve otra vez esta época del año cuando queremos perder kilos y vernos estupendamente, y para lograrlo hay una gran variedad de dietas y trucos. Muchas de esas dietas no son del todo realistas para la gran mayoría de la gente, debido a que no podemos permitirnos incluir la gran variedad de ingredientes y exigencias, como no contar con el tiempo necesario para las preparaciones o las dietas que restringen la ingesta de determinados alimentos y que a la larga pueden ser difíciles de mantener. Y no sólo estas dietas son poco realistas, sino que a largo plazo pueden resultar poco apropiadas.

¿Cuál es la maneras rápida para perder peso y adelgazar para el verano? ¿Cuál es la forma correcta y que sea saludable para nuestro cuerpo?

Hay muchas ideas falsas cuando se trata de perder peso rápido, ya que muchas personas terminan por ingerir pocos alimentos y hacer grandes cantidades de ejercicio para lograr el objetivo en poco tiempo. Esto es una idea que podría estar equivocada. El principal causante de que perdamos peso es la comida. Es muy posible que la razón principal de que no estemos perdiendo nada de peso, aunque parezca irónico, es que no estemos comiendo lo suficiente. Y es que hay que tratar de consumir las 3 comidas principales y las 3 meriendas o tentempiés y 8 vasos de agua diariamente. Nuestro cuerpo se compone en alrededor de 70% de agua, por lo que es vital ingerir al menos 8 vasos diariamente. Esto nos ayudará a eliminar todas las toxinas, hidratará nuestra piel y es saludable para el corazón, además, aumenta nuestros niveles de energía y ayuda en el proceso de digestión. Así que lo primero es beber agua.

El ejercicio cardiovascular es importante para perder peso, pero una combinación de ejercicios de fuerza combinados con ejercicio cardiovasculares tienen un mayor impacto en la pérdida de peso. Si fortalecemos y ejercitamos los músculos de nuestro cuerpo vas a quemar más calorías que si no estés haciendo nada, ya que acelera el metabolismo.

El ejercicio debe ser agradable y divertido para que no perdamos el interés. Si no te agrada el gimnasio o no tienes una gran cantidad de tiempo libre para ir a clases programadas, hay muchos entrenamientos para realizarlos en casa y guiados por internet, y que no requieren de que cambies tu rutina diaria.

Si no puedes pagar un gimnasio, puedes probar una gran variedad de clases y ver cuáles son las que más te gustan. Hay muchas clases y actividades, desde principiantes hasta los más avanzados, partiendo de clases de Zumba hasta Body Combat. Si puedes ir con una amigo/a o algún familiar puede que resulte más emocionante.

No es necesario decir que la comida es una de las cosas más difíciles de controlar ya que está por todas partes y en los medios y esto nos hacer caer en tentaciones a cada momento. Una forma de empezar a introducirnos en  a la alimentación saludable es no obsesionarnos con esto. Ir gradualmente es mejor. En vez de eliminar totalmente estos alimento, ve sustituyéndolos por otros más saludable poco a poco. Alimentos como el arroz y la pasta, intenta sustituirlos por sus versiones integrales, ya que contienen mucha fibra y serán mejor para tu cuerpo. Haz lo mismo con el pan blanco, sustitúyelo por integral. Añade más verduras a tus comidas, integra más ensaladas y sobre todo trata de comer fruta entre las comidas para no comer dulces y otros alimentos menos saludables.

Si te alimentas de forma adecuada durante todo el día, vas a garantiza que consumes las raciones adecuadas y que están llenas de nutrientes y vitaminas.

quiero perder peso rapido

Comer como recompensa emocional es cada vez más habitual debido a nuestro estilo de vida estresante. El ejercicio ayuda a reducir el estrés, y a comer más sano y a la larga te sentirás mejor, pero todos tenemos días malos en que simplemente nos sentimos con una bajona y no queremos hacer otra cosa que comer una gran tarrina de helado, comer dulces, o pedir una gran pizza y comerla mientras vemos nuestra película favorita. La clave para lidiar con la comida  como recompensa emocional es tomar de forma consiente el control de la situación. Cuando estás a punto de adentrarte en este círculo vicioso elige otras actividades, camina o darte un baño, píntate las uñas, o simplemente sal a dar un paseo, y ve postergando el momento, respira y vuelve a preguntarte si quieres comer esos alimentos.

Más importante si cabe, duerme bien y lo suficiente. El objetivo es dormir por lo menos ocho horas. Esto te ayudará a reducir el estrés y te hará sentir con más energía y frescura durante todo el día. Las personas que tienden a tener menos o peor calidad de sueño les resulta más difícil concentrarse y hacer las tareas diarias más simples. Y es que el no dormir de forma adecuada tiene un impacto negativo en nuestra forma de sentirnos y pueden llevarnos a hábitos alimenticios emocionales. Establece tu propia rutina, el tiempo de ejercicios, las veces que comes al día, vete a la cama a la misma hora, y tratar de evitar el uso del teléfono en la cama y los largos maratones de televisión. Pronto vas a desarrollar un patrón de sueño saludable y tendrás un sueño reparador.

Siguiendo estos sencillos trucos y cambiando tu estilo de vida lograrás tener el cuerpo preparado para el verano que siempre has soñado. Al hacerlo de esta forma vas a cambiar tu estilo de vida por unos mejores hábitos y tener unos grandes beneficios. Y sobre todo diviértete con el ejercicio.

También te puede gustar

Los beneficios de incluir piña en tu dieta diaria

Todos los beneficios de la piña en nuestra alimentación