caminar mejora la salud

Caminar no es sólo bueno para mantenernos activos , también puede ser una manera muy eficaz para mantenernos en forma. Pero hay mayores razones de peso por las que debes caminar, y  no correr, para incentivar la  pérdida de peso y optimizar nuestra salud.

Caminar es la mejor opción:

La inactividad conduce a la obesidad y al deterioro de nuestra salud. Levántate y camina por tu vecindario, por el parque, en un centro comercial, o por tu sendero favorito, da igual. Simplemente comienza y pon un pie delante del otro. Hazlo siempre que puedas, de forma vigorosa, o eventualmente, este gesto puede crear una mejora sustancial en tu calidad de vida.

Para más pistas aquí hay una lista de los principales beneficios de caminar:

caminar y bajar de peso
Caminar pausadamente ayuda a relajarnos y mejora nuestra circulación

– No es necesario ir a un gimnasio.

– No se necesita equipamiento especial.

– Te dará más energía y vigor.

– Disminuye la presión arterial.

– Mejora tu estado de ánimo y la autoestima.

– Ayuda a reducir la ansiedad y la depresión.

– Mantendrás a raya la diabetes tipo 2.

– Estarás protegido/a  contra las caídas y las fracturas óseas.

– Reduce el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cerebro vascular.

– Te ayuda a dormir mejor y tener una actitud positiva.

– Proporciona alivio de la  hinchazón de las articulaciones y el dolor causado por la artritis.

– Mejora los huesos, el tejido muscular y salud de las articulaciones.

– Minimiza el estrés y por lo tanto disminuye el riesgo de enfermedades del corazón.

– Disminuye el colesterol malo – lipoproteína de baja densidad (LDL).

– Aumenta su colesterol bueno – lipoproteína de alta densidad (HDL).

– Quemas calorías para adelgazar  y controlar tu peso.

– Reduce los tumores malignos de riesgo tales como el cáncer de mama y cáncer de colon.

¿Por qué es mejor caminar que correr?

caminar para perder peso

Una de las investigaciones realizadas  por el American Heart Association’s Journal of Arteriosclerosis en la que compara numerosos datos con otros estudios, observó que para la misma cantidad de energía gastada, los que caminaban recibieron mayores beneficios por pérdida de peso y mejora en la salud que los corredores . Caminar reduce el riesgo de enfermedad cardiaca en un 9,3%, mientras que correr lo redujo en un 4,5%. Caminar ha tenido un efecto más potente sobre los factores de riesgo de enfermedades del corazón desde una perspectiva de calorías.

Éstos son algunos de los beneficios de caminar en comparación con correr:

– Caminar conlleva menos lesiones.

– Los caminantes por lo general pueden hacerlo en cualquier tipo de ropa o realizando un cambio rápido de ropa más ligera o poniéndote unos zapatos más cómodos.

– Caminar impacta en el suelo a 1,5 veces su peso corporal con cada paso; mientras que los corredores impactan el suelo a 3 veces su peso corporal.

– Caminar trabaja tus huesos y músculos contra la gravedad, la inhibición de la pérdida ósea y enfermedades prolongadas.

– Caminar estimula el cerebro y mejora la atención y la memoria de trabajo, sobre todo si lo hace un paseo por la naturaleza.

– Caminar es agradable en todas las edades; un ejercicio de alto impacto suele ser más difícil en ciertas edades.

Cómo empezar a caminar para mejorar mi salud:

entrenamiento fisico

Configura tu propia rutina para caminar al menos unos 30 minutos a paso ligero, si no todos, los días de la semana, al menos 3 o 4 días. Para una eficacia máxima, fija una meta de caminar a un ritmo moderado (llevar tu ritmo cardíaco a un 60% o 70% de su capacidad) durante 5 o 6 días de la semana. Estas recomendaciones le ayudarán a iniciar tu rutina de caminar y sostenerlo con dolores y molestias mínimas. A veces, hay que valorar si caminas lo suficiente si tu meta es bajar de peso.

Selecciona zapatos para caminar que apoyen tu arco y ligeramente elevan el talón y además con una suela gruesa para que pueda absorber los golpes.

Si decides comprar ropa, elige siempre las telas que absorben la humedad y que extraen el sudor y la transpiración de la piel.

Elige la ropa que impide un desgaste interno del muslo.

Establece metas al caminar y establece hitos para las recompensas; sigue tu progreso en un diario.

Camina en cualquier lugar y en cualquier momento. Si hay inclemencias del tiempo, puedes caminar en lugares cerrados, como un centro comercial.

En lugar de estirar los músculos fríos, calentar caminando lentamente durante cinco minutos, y luego comenzar su caminar a paso ligero. Ralentizar a los últimos cinco minutos con el fin de que se enfríe. Asegúrese de hacer estiramientos suaves después de su enfriamiento.

Comienza lentamente y aumenta gradualmente para evitar el dolor en los músculos y las articulaciones. Caminar más lejos y por períodos de tiempo más largos a medida que desarrolla la fuerza y ​​resistencia.

Comience caminando 5 o 10 minutos al día, trabajando hasta por lo menos 30 minutos para que los beneficios cardiovasculares hagan efecto. No dudes en dividir el paseo de 30 minutos en sesiones más cortas si es necesario.

Mantente relajado/a y toma mucha agua; usa protector solar cuando sea necesario.

Ten en cuenta que un buen paseo es una gran técnica entrenamiento de bajo impacto para obtener y mantener una buena salud. Es una manera fácil y barata de hacer ejercicio, y es una manera inteligente para mantener su peso bajo control. Los estudios científicos siguen demostrando que el caminar es más beneficioso para el cuerpo en general que correr.

Exención de responsabilidad: El texto y enlaces proporcionados en este documento se realizan con fines informativos. No han sido creado como sustitución de un consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre consulte a su médico.

También te puede gustar

Que hago para adelgazar sin trucos y con perseverancia

Para adelgazar antes que la voluntad, se necesita,