Hacer ejercicio físico y llevar un plan de alimentación equilibrado los primeros meses luego de  dejar de fumar contribuye a no engordarnos por el síndrome de abstinencia. Aumentamos de peso realmente por la falta nicotina. Además, al recuperar el gusto y el olfato nos lleva a que comamos más.

Dejar el tabaco no es una decisión simple, los fumadores no visualizan que el cigarro sea un problema para ellos ni les afecte su estado de salud. Hay efectos del cigarrillo a corto, mediano y largo plazo, frente a los cuales el fumador no los vincula con la adicción que tiene al tabaco.

La decisión de dejar el tabaco tiene que planificarse, no puede ser improvisada, porque sino sólo se logrará abandonarlo por algunas horas, un máximo de algunos días. Es necesario tener un acompañamiento del entorno, especialmente la familia y compañeros de estudio o trabajo, que permite contar con una contención especial en este proceso de abandono de la adicción.

Hay que tener claro desde el inicio que retomar el cigarrillo no es una fracaso, es simplemente una recaída, la cual es completamente normal y esperable en el proceso del abandono del tabaquismo. De ser necesario existe profesionales de la salud capacitados para ayudar a las personas que lo requieran tanto para apoyo psicológico, grupos de autoayuda e incluso medicamentos que pueden utilizarse temporalmente.

Lo fundamental para tener éxito es la voluntad de la persona fumadora de dejar de serlo, lo cual permitirá comenzar un proceso para romper el vínculo patológico que se ha establecido entre la nicotina y el organismo.

Vencer la adicción

Las personas nos vinculamos con el entorno que nos rodea, establecemos relaciones con las personas y objetos, las mismas se caracterizan por ser variables pero equilibradas según nuestros intereses. Una adicción se caracteriza por el establecimiento de un vínculo patológico con una sustancia o actividad. Este tipo de vínculos perjudiciales para la persona no radica en el tipo de sustancia o la actividad que se trate sino en la forma de vinculación que establezca. Las causas de una adicción parten de una predisposición genética y psicológica que permite que algunas personas estén más expuestas a sufrir problemas adictivos en sus distintos ámbitos de su vida.

También influye el contexto en que se encuentre la persona, así como su inserción social y acompañamiento familiar que posea.

Una persona no viene con un comportamiento adictivo instalado en su personalidad, pero si puede tener ciertos rasgos psicológicos que la hacen más susceptibles a establecer vínculos problemáticos y patológicos con su entorno.

Tener claro los aspectos psicológicos y personas que influyen en las adicciones podremos saber cuáles son las mejores formas de intervenir en estas situaciones adictivas. Una estrategia que no puede faltar es la prevención, buscando que la menor cantidad de personas establezcan un comportamiento adictivo con alguna sustancia.

El fumar tabaco es una adicción que comienza generalmente a temprana edad, en adolescentes y jóvenes que luego continúan con el hábito. Las sustancias del cigarrillo son tóxicas y con capacidad de producir cáncer en distintos lugares del cuerpo. Fumar predispone a tener problemas respiratorios importantes y aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas como infartos. La adicción al tabaco se mantiene por una sustancia contenida en el cigarrillo que produce que el vínculo perjudicial para la salud se perpetúe en el tiempo, es la nicotina. La misma tiene un gran poder adictivo lo que explica lo difícil que es dejar de fumar, pero el abandono del tabaquismo es posible con esfuerzo y determinación de la persona afectada y ayuda capacitada de su entorno.

Hay muchas técnicas o tácticas para dejar de fumar, pero algunos trucos para dejar de fumar son:

1.- Perforar el cigarro: Realizar una perforación en el papel del cigarro ayuda a que la cantidad de sustancias que inhales, se reduzca drásticamente.

2.- Hipnosis: Puedes encontrar en internet un sinnúmero de tratamientos auditivos que te ayudan a que mediante la hipnosis vayas rechazando el cigarro.

3.- Electro-acupuntura: mediante descargas eléctricas en el cuerpo, se induce al distanciamiento del cigarro, así como también a la pérdida de peso. Los dispositivos puedes comprarlos por internet.

4.- [amazon_textlink asin=’B0751MZNBR’ text=’Cigarrillos Electrónicos’ template=’ProductLink’ store=’trabynego-21′ marketplace=’ES’ link_id=’4c43a124-091e-11e9-8362-9f0e137826f3′]: con este dispositivo mediante el vapor de agua con partículas de nicotina, puede que te ayude a dejar de fumar, es para ese tipo de personas que no pueden vivir sin un cigarro en la mano.

5.- Chicles, espray y parches de nicotina de la marca Nicorette o similares: Estos productos pueden ayudarte a la afluencia rápida de la nicotina al torrente sanguíneo para aliviar la abstinencia en las primeras semanas de dejarlo.

6.- QuitNow! Dejar de fumar:  Más que una App es una comunidad con más de dos millones de personas que ya han dejado de fumar gracias a su voluntad y los mensajes de ánimo que reciben y dan en su chat. Te recuerda el esfuerzo que haces para que la ropa deje de olerte a tabaco y no caigas en la tentación, entre otras cosas.

Dejar de fumar no es tarea fácil y en muchas ocasiones requiere de apoyo, ya sea familiar o de grupo. Lo más importante es mantenerse enfocado en su objetivo que es dejar de fumar. El dejar de fumar se hace difícil por el contenido de nicotina que tienen los cigarrillos, ya que es muy adictiva. Dejar de fumar en muchos casos no ocurre de un día para otro y en algunas ocasiones puede ser luego de varios intentos, antes de dejarlo para siempre.

Tomate el dejar de fumar como un reto donde necesita fuerza  y convicción

  • Escoge una fecha para dejar de fumar. En el día que escogiste para dejar de fumar, tira todos los cigarrillos y ceniceros. Recuerda que las dos primeras semanas serán las más difíciles. No olvides tu encendedor o lo que use para encender tus cigarros.
  • Prepárese semanas antes de la fecha en la que vas a dejar de fumar escribiendo todas las razones por las cuales vas a tomar esa decisión.

Algunas razones para dejar de fumar son:

  • Vivirás mejor y por más tiempo, larga vida
  • Dejar de fumar baja los riesgos de tener un ataque cerebro vascular, un ataque del corazón y cáncer
  • Si estás embarazada, dejar de fumar incrementa la posibilidad de que tengas a un bebé saludable
  • Las personas que viven contigo, especialmente los niños, serán más saludables
  • Tendrás más dinero para gastar en otras cosas
  • Busca el apoyo de un amigo que no fume, de un ex fumador o un amigo que quiere dejar de fumar. Si desea un cigarrillo, llama a un amigo en vez de fumar un cigarrillo.
  • Las personas que quieren dejar de fumar tienen más éxito cuando combinan el grupo de apoyo y utilizan algún medicamento para dejar de fumar.
  • Pídele a tus familiares y amigos que no fumen a su alrededor.
  • Evita a personas y lugares que le inviten a fumar.
  • Los deseos por fumar van hacer muy fuertes los primeros días. Especialmente los primeros 5 a 10 días la ansiedad por fumar será muy fuerte pero luego va a disminuir y te vas a sentir mejor.

Si quieres un cigarrillo haz lo siguiente:

  • Respira profundamente 5 veces
  • Llama a un amigo
  • Sal a dar un paseo
  • No seas demasiado dura/o contigo. Muchas personas recaen varias veces antes de dejarlo para siempre, pero eso no significa que no tendrás éxito la primera vez.

Las mujeres embarazadas no deben fumar:

-Las mujeres que fuman durante el embarazo son más propensas a sufrir partos prematuros, complicaciones durante el embarazo y partos en que el bebé nace muerto.

-Tienen bebés con un peso medio al nacer inferior al de los bebés de mujeres no fumadoras.

-Incrementan el riesgo de que sus bebés sufran el síndrome infantil de muerte súbita, y tienen mayores posibilidades de ocasionar que sus bebés padezcan un desarrollo pulmonar insuficiente.

-Se ha demostrado que el fumar durante el embarazo incrementa los riesgos de complicaciones durante el embarazo y provoca serias consecuencias adversas en el feto, incluyendo bajo peso al nacer, partos en que el bebé nace muerto, abortos espontáneos, crecimiento anormal del feto, partos prematuros, desprendimiento prematuro de la placenta y síndrome infantil de muerte súbita».

-Si está embarazada o piensa que puede estarlo, no fumes. Debe pedir ayuda a su médico para dejar de fumar durante el embarazo.

-Si está embarazada, también es importante que tengas en cuenta que las autoridades sanitarias han llegado a la conclusión de que el humo ambiental del tabaco puede incrementar el riesgo de dar a luz un bebé de bajo peso al nacer.

Metabolismo de la nicotina

La nicotina  se metaboliza en el hígado por medio del grupo de enzimas del cito cromo P450 (CYP)(enzimas que tienen la función de eliminar sustancias que no son sintetizadas por el propio organismo), y se convierte en cotinina para eliminarse por la orina.

En el hombre el 70-80 % de la nicotina es metabolizada por CYP2A6, del que se han identificado tres variantes: la normal CYP2A6-1, y otras dos asociadas con una actividad reducida de la enzima. La presencia de las variantes anormales entre los individuos fumadores es menos frecuente que entre los no fumadores, los que las portan fuman menos cigarrillos  al día y tienen más éxito en la deshabituación. Existen por lo menos otros 3 metabolitos de la nicotina además de la cotinina, nornicotina norcotinina y aminocetonas de estas sobre estas se han hecho algunos estudios de las concentraciones en sangre y en sistema nervioso central, lo que se ha visto es que la nicotina per se acumula, mientras que la nornicotina también esto podría tener relación con enfermedades como Parkinson y Alzhaimer en las que se ha demostrado que la tasa de pacientes con estas patologías es menor en la población de fumadores.

Falsas creencias sobre el tabaco

«Unos pocos cigarrillos al día no hacen daño».

«Los cigarrillos ‘light’ son menos dañinos».

«Es fácil dejar de fumar «. La realidad nos conduce a la naturaleza adictiva de la nicotina, asemejándola a la que crean otras drogas como la heroína, la cocaína y el alcohol.

«Los medicamentos específicos no funcionan». Los especialistas consideran que la combinación de estos tratamientos con un apoyo psicológico suele ser determinante.

«El tabaco es bueno para la economía». Los costes sociales del tabaco a largo plazo superan a los beneficios.

«El problema del tabaco ya está resuelto». Los estudiosos aclaran que hay 1300 millones de fumadores, más que nunca en la historia.

«La industria no se dirige ya a los jóvenes» La mayor parte de los consumos se inician entre los 12 y 17 años.

Enfermedades que provoca el fumar

Sólo las hojas de esta solanácea contienen: almidón, ácidos málico, cítrico, fumárico, succínico, oxálico, acético, gálico, láctico, cafeico, quínico, clorogénico y nicotínico; esparagina, pectina, tanino, levulosa, sustancias resinosas, parafina, esencia, cetona, celulosa, fosfatos, nitratos, sales de ácidos orgánicos, etc.

1000 millones de personas morirán de causas relacionadas con el tabaco.

Hasta una simple infección de oídos en un niño, puede deberse a la exposición del humo del tabaco.

El tabaco representa una de cada 10 muertes en el mundo

Hay más muertes por enfermedades causadas por el tabaco que las causadas por el SIDA, accidentes de coche, drogas ilegales, asesinato y suicidios.

El humo del tabaco deja en el aire más de 4000 sustancias.

El consumo de tabaco causará la muerte de seis millones de personas en el año 2010, debido al cáncer, la enfermedad cardiaca, el enfisema pulmonar y otras complicaciones, según se desprende de un informe de la Sociedad Americana del Cáncer publicado esta semana.

Fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de aborto.

El tabaco provoca mal aliento y puede ser causa de cáncer de boca, lengua o garganta.

La nicotina genera adicción, pero tiene efectos antidepresivos y de alivio sintomático de la ansiedad.

No se utiliza en farmacia, porque en la segunda mitad del siglo XX se descubrieron antidepresivos más eficaces y que no crean adicción.

A los pocos días de dejar de fumar, el gusto y el olfato vuelven a ser normales.

16 empleados de hostelería extremeños mueren cada año por culpa del tabaco

Belén Ordóñez, tras ser hospitalizada de urgencia por una neumonía, reconoció que sus problemas de salud han sido causados por del tabaco, aunque confiesa que no ha conseguido dejarlo del todo.

Consejos para controlar la ansiedad cuando dejas de fumar

En cuanto dejas de fumar, tu cuerpo detecta la falta de nicotina rápidamente en tu sistema, sobre todo si tienes fumando una gran cantidad de tiempo, esto hará que tu cuerpo empiece a sentir una terrible ansiedad y algunos otras síntomas , los cuales en la mayoría de las veces incitan a recaer en el vicio.

Algunos de los síntomas que se presentan son:

– Aumento de irritabilidad

– Frustración

– Ira

– Inquietud

– Aumento de apetito

– Aumento de peso

– Dificultad para dormir e insomnio

– Dolores muy fuertes de cabeza

– Cansancio

– Dificultad para concentrarse

Esto es principalmente por que la nicotina estaba en su torrente sanguíneo, y en lapso de minutos ocurrían reacciones químicas que hacían que el cuerpo liberara desproporcionadamente azúcar.

Después de que dejas de fumar, el cuerpo siente esa ansiedad porque tiene una necesidad muy fuerte de nicotina, de sentir la liberación de azúcar, por eso es posible sentir mareos, nerviosismo e inclusive hasta dolores de cabeza..

Lo que necesitas es distraerte, pensar en cosas completamente diferentes, ingerir algo de azúcar, estos síntomas solo duraran pocos días e irán desapareciendo conforme el cuerpo vaya asimilando que usted dejo de fumar.

También es recomendable llevar una dieta balanceada y hacer ejercicio esto ayudara mucho a no recaer en el consumo de cigarros.

Estos son algunos consejos para lidiar con la ansiedad y evitar que regrese al habito de fumar:

– Siempre mantente activo: distráete, ocupa tu tiempo, sal a caminar, etc.

– Siempre mantén tus dedos y manos ocupados: compra una de las pelotitas terapéuticas, para estarlas apachurrando, escribe un poco.

– Mantén tu mente ocupada: Lee libros, o revistas.

– Lo más importante BEBE mucha agua, eso hará un lavado de toxinas de tu cuerpo y ayudara a que pasen los síntomas de la ansiedad mas rápido, y te sentirás mejor en poco tiempo.

– Encuéntrale una forma de distraer tu boca, compra pastillas de menta, chicles, cualquier cosa para evitar que llegue un cigarro.

 

 

También te puede gustar

El ayuno intermitente para perder peso

Darle a tu cuerpo un descanso de comida con el ayuno permite que tu estomago descansar y bajar la inflamación