Seguro qué has oído hablar mucho del colágeno hidrolizado últimamente, pero puede pasar qué no sepas muy bien qué significa colágeno hidrolizado exactamente. Hoy nuestro nuevo artículo de Alimentos con colágeno vamos a intentar aclararte todas esas dudas que puedan surgirte como para qué sirve el colágeno hidrolizado, cuándo tomar colágeno hidrolizado o si hay alimentos con colágeno hidrolizado. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es el colágeno hidrolizado?

Antes de pasar a explicar qué es el colágeno hidrolizado hay que explicar primero qué es el colágeno. El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo humando y una de las más importantes que se encarga de formas las fibras colágenas. Estas fibras de colágeno forman parte de la piel, los huesos, los tendones y otros tejidos del cuerpo, tanto en humanos como en los animales. Existen muchos tipos de colágeno diferentes, aunque los tipos del I al V y el XI son los más frecuentes. Por ejemplo, el colágeno de Tipo I constituye el 90% del total de colágeno del cuerpo de los mamíferos y es el más abundante de todos. Se encuentra especialmente en los tendones, los ligamentos, la dermis o el tejido conjuntivo laxo, con funciones tan importantes como ofrecer resistencia a las fuerzas de tracción y a la vez permitir la flexibilidad. Esto ocurre gracias a su forma con estrías, que se une formando una serie de cadenas entre ellas y que van a permitir esa resistencia y flexibilidad.

El colágeno hidrolizado se obtiene a partir de la hidrólisis enzimática del colágeno de Tipo I y adquiere la apariencia de un polvo blanco soluble e inodoro. Se trata por tanto de una variación del colágeno que se realiza químicamente y que presenta una serie de propiedades específicas. Al tratarse de un proceso químico, no hay alimentos con colágeno hidrolizado, solo están aquellos que tienen colágeno normal o que ayudan a la fabricación del colágeno.

¿El colágeno hidrolizado para qué sirve?

Una vez explicado qué es el colágeno hidrolizado, pasamos a enumerarte algunos de sus importantes beneficios para tu organismo, como son los siguientes:

-Ayuda a mejorar la apariencia de la piel, dándole brillo, luminosidad, suavidad y juventud.

-Ayuda a agilizar los procesos de cicatrización de las heridas.

–Disminuye los efectos perjudiciales de enfermedades óseas como la artritis o la osteoartritis.

–Ayuda en la reparación de los cartílagos.

–Da una mayor resistencia y fuerza a los huesos, las articulaciones, el pelo y las uñas, favoreciendo el crecimiento de los dos últimos.

-Permite una mejor recuperación tras el ejercicio físico.

-Además, favorece a la pérdida de peso.

-Protege el sistema cardiovascular. Mantiene la presión arterial o la temperatura de nuestro cuerpo y facilita la emisión de impulsos nerviosos.

¿Sirve el colágeno para bajar de peso?

Existen muchos mitos entorno al colágeno y uno de los que más fuerza cobra es que el colágeno puede ayudar a bajar de peso. Aunque son muchas personas que afirman que tras empezar a tomar colágeno diariamente, no hay estudios que demuestren científicamente esta afirmación.

En parte que pueda tener un efecto de adelgazamiento, puede deberse a qué el colágeno puede tener un efecto saciante sobre el organismo, sobre todo si consumes colágeno en polvo que lo tienes que algún tipo de líquido, y que por eso luego comas meno comida y que por tanto, con el tiempo reduzcas tu peso. Por tanto que el colágeno ayuda a bajar de peso puede ser una consecuencia en muchos casos, pero no es algo que vaya a pasar en todos los casos y que se pueda afirmar con seguridad científicamente.

Los beneficios del colágeno en tu organismo

Pero aunque el colágeno no este demostrado científicamente que ayude a adelgazar, sigue teniendo una gran cantidad de propiedades beneficiosas por las que merece la pena tomarlo en tu día a día.

Entre los múltiples beneficios del colágeno se encuentra:

-Ayuda a mejorar la apariencia de la piel, dándole brillo, luminosidad, suavidad y juventud.

-Ayuda a agilizar los procesos de cicatrización de las heridas.

–Disminuye los efectos perjudiciales de enfermedades óseas como la artritis o la osteoartritis.

–Ayuda en la reparación de los cartílagos.

–Da una mayor resistencia y fuerza a los huesos, las articulaciones, el pelo y las uñas, favoreciendo el crecimiento de los dos últimos.

-Permite una mejor recuperación tras el ejercicio físico.

Recuerda que puedes tener colágeno con la ingesta de algunos alimentos con colágeno y algunos alimentos ricos en colágeno. En especial son aquellos que van a ser ricos en proteínas como los huevos, los lácteos, la carne o los frutos secos.

Pero además existen otros métodos naturales para alcanzar unos apropiados niveles de colágeno en el organismo, aparte de la ingesta de determinados alimentos ricos en colágeno.

Qué alimentos contienen colágeno

Averiguar qué alimentos tienen colágeno fue todo un reto para el mundo científico, pero siguiendo ciertas directrices, se pusieron de acuerdo y averiguaron que a partir de los 25-30 años, se comienza a perder alrededor de 1.5% de colágeno anualmente.

A causa de esto, tener una buena dieta, rica en productos que ayuden a la producción de esta proteína, ya que, esto nos hará sentir más saludables y más sanos, en todos los sentidos.

Qué frutas contienen colágeno

Como ya hemos mencionado anteriormente, el tomar colágeno solo depende de nosotros mismo, por eso, os animamos a que ingesteis colágeno en alimentos, que es de la forma más natural que lo podéis hacer y por lo tanto, la más sana.

Lo podemos adquirir, a su vez, de varias formas, como por la vitamina C. Contenida en:

Los cítricos como: los pomelos, las naranjas, las fresas, las patatas o los pimientos rojos.
Asimismo, en el manganeso también lo encontramos, en alimentos como la piña, las nueces, los vegetales y las algas.

Las frutas, fuente de vitamina C
Las frutas ricas en vitamina C como pueden ser, la naranja, el kiwi, las bayas o el tomate favorecen a la producción de colágeno por nuestro organismo.

Otras de las frutas que te insistimos que tomes son: los limones, las moras, las grosellas, las ciruelas, las uvas moradas, los higos, las moras, las papayas o el tomate.

Aquí te hemos dejado una larga lista de alimentos que puedes ingerir, ahora solo queda que tomes note de todos y los pruebes.

Lo que NO es beneficioso para el colágeno

Solo existen unos pocos hábitos que no son saludables para el colágeno, a continuación te los enumeramos. Los ejemplos no recomendables si quieres mantener tu colágeno a unos niveles altos son:

Mucho consumo de azúcar: esto ayuda a que el azúcar junto con las proteínas, hagan el proceso conocido como glicación, es decir, la unión del azúcar y las proteínas para generar nuevas moléculas afectando al colágeno y aumentando el envejecimiento de la piel.
El tabaco: como para todo, fumar afecta de manera negativa. En este caso, el tabaco hace que las sustancias del humo y la nicotina dañen al colágeno y elasticidad de la piel. Asimismo, recientes estudios científicos han demostrado que en los vasos sanguíneos de las capas externas de la piel también afecta el efecto negativo del tabaco.
Los rayos del sol: todos conocemos que los rayos ultravioletas son muy malos para la piel, ya que, pueden producir varios tipos de cáncer. A causa de esto, exponerse al sol sin protección puede afectar a la elastina, lo que dañaría a la producción de colágeno.
Ahora que ya sabes todo sobre el colágeno y donde lo puedes encontrar, anímate y tomate un poco de colágeno todos los días. Si quieres cualquier tipo de producto en Internacionalfarma te lo podemos ofrecer, y es que, en nuestra tienda online tenemos cualquier artículos que busques de este ámbito.

Si tomas colágeno notarás sus beneficios en muy poco tiempo, y entonces descubrirás lo importante que es esta proteína para nuestra piel, los huesos, las articulaciones o los músculos.

Producto disponible en Amazon.es

También te puede gustar

El mito de la dieta alcalina para adelgazar y sus alimentos

Restringir ciertos grupos de alimentos tiene desventajas a la larga en nuestra dieta