Como bajar de peso sin gastar mucho dinero

Los productos especialmente caros no son requisito para comer de manera saludable y bajar de peso sin gastar mucho dinero, de hecho,  algunos de los alimentos más baratos son los más nutritivos y más eficaces para bajar de peso, además, muchas actividades y ejercicios no requieren grandes equipamientos y caras suscripciones a gimnasios o centros de entrenamiento especializado.

Comer bien, hacer ejercicio y posiblemente contratar a un experto para que lo ayude no tiene que costarte todo su sueldo. Así es como puedes perder peso y ahorrar dinero:

Compra más productos congelados:

Las frutas y verduras congeladas son tan nutritivas como las frescas, si no más. Debido a que se congelan en el punto máximo de madurez, retienen más valor nutricional que los que están en un almacén, luego en un camión, luego en la tienda y luego en su hogar. Y lo más importante, desperdicias menos cuando usas productos congelado.

Compra más cosas a granel en tiendas especializadas:

Cosas como avena, granos, frijoles secos y nueces no perecen o caducan fácilmente y son más baratos de comprar a granel que en envases empaquetados. Compara los precios de los alimentos que usas con frecuencia y planifica las compras de estos productos a largo plazo para ahorrar más.

Aprovéchate de las ofertas de temporada:

Si estás planificando tus comidas todo el mes, consulta los folletos de los principales supermercados, asegúrate de comprar alimentos que duren, por ejemplo, si hay ofertas de yogurt, es un tipo de alimento que se mantiene fresco en tu nevera. Además, no se olvide de los cupones descuentos y programas de fidelización que ofrecen muchos supermercados.

Congela tus propios productos de temporada:

Si la fruta fresca es barata en el verano, compra, lávala, séquela bien y luego congela. Ahora tendrás productos fuera de temporada con un precio reducido y sin perder sus propiedades principales y lo mejor es que te ayudará a bajar de peso sin gastar mucho dinero en alimentos saludables.

Incorpora proteínas que reducen el apetito en cada comida:

Proteínas como la pechuga de pollo y los huevos son realmente baratos y están disponibles todo el año. Y no te olvides de los frijoles: para obtener una dosis de proteína instantánea, doble las lentejas en el arroz, los frijoles negros en la quinoa o los garbanzos en la sopa de verduras.

Planifica bien los menús:

Planificar la semana es la mejor manera de ahorrar dinero porque reduce el desperdicio de alimentos y esto es probablemente el mayor costo que tenemos, pero si además lo hacemos en función de las ofertas que haya en ese momento, el ahorro será mayor. Por ejemplo, si la carne picada está a buen precio, puedes hacer hamburguesas, albóndigas y tacos. Congela en porciones individuales para recalentarlas fácilmente en los momentos que tengamos menos tiempo.

Planifica en torno a las verduras de temporada:

Intenta que las verduras sean el centro de tus platos. Rellena el 50% de tu plato con vegetales sin almidón como espárragos, col rizada, alcachofas, brócoli, coliflor, espinacas, champiñones y berenjenas. Luego, divide el resto del plato por la mitad y llene cada cuarto con una porción de proteína magra y carbohidratos complejos ricos en fibra.

Compra más productos de marcas blancas:

Muchas de las marcas blancas son realmente baratas y de la misma calidad que las otras, pero si vamos a los productos dietéticos y orgánicos, la diferencia es todavía mayor.

Usa platos más pequeños :

Las raciones de comida son cada vez más grandes que hace algunas décadas. Esta tendencia podría ayudar al aumento de peso, ya que usar un plato más pequeño te ayudará a comer menos al hacer que las porciones parezcan más grandes. Aparte, un plato más grande puede hacer que una porción parezca más pequeña, lo que hace que agregues más comida. Aquí hay un plato que te puede ayudar con las raciones

Cocina de forma simple:

La gente piensa que necesita una barra de proteína especial  para recuperar, o bebidas preparadas especiales que son realmente costosas. Esto lo puedes sustituir por cosas mas sencillas como una manzana y una cucharada de mantequilla de maní. Los huevos son una de las formas más baratas de proteínas de alta calidad disponibles.

Si eliminas tentaciones, ahorras dinero y calorías:

Comienza tirando las golosinas que simplemente no puede resistir, ya sean galletas, helado, papas fritas o refrescos. Es más probable que busques aperitivos  poco saludables si los compras. Es preferible comprarlos por unidad, si de verdad te quieres dar un capricho, que tenerlos en la despensa, así consumirás menos estos productos.

Mastica bien los alimentos y come de forma pausada:

Tu cerebro necesita tiempo para procesar que has comido lo suficiente. Masticar bien los alimentos te ayudará comer más despacio, lo que se asocia con una menor ingesta de alimentos, una mayor saciedad y porciones más pequeñas. Comer demasiado rápido puede afectar su peso. Las personas que comen rápido también son mucho más propensas a ser obesas. Para adquirir el hábito de comer más lentamente, puede ser útil contar cuántas veces mastica cada bocado.

Bebe agua con regularidad:

No hay nada más barato que el agua y beberla de forma regular te ayudará a comer menos y perder peso, especialmente si la bebe antes de una comida.

Si reemplaza la bebidas cargadas en calorías, como refrescos o jugos, bajarás de peso con seguridad.

Prueba entrenamientos online:

Está comprobado que perder peso en la medida deseada no es del todo posible a través de ejercicios y entrenamientos. Una dieta adecuada es imprescindible. Necesita dejar de ganarlo, en lugar de empezar a perderlo. Estos planes de dieta para bajar de peso no son difíciles de encontrar. Nuevamente, debe tener mucho cuidado para encontrar los programas de pérdida de peso en línea adecuados, considerando su tipo de cuerpo y la cantidad de grasa que necesita perder.

Con estos programas verás que bajar de peso sin gastar mucho dinero no es complicado, solo si aplicas la estrategia en la planificación y mantienes la disciplina en el día a día. El gimnasio no es el único lugar donde puedes quemar calorías. Hay muchas actividades diarias que le ayudan a perder peso. Lo que es aún más importante es controlar la dieta.

Hay muchos entrenamientos gratuitos excelentes en línea y muchos no requieren ningún equipo especial, más que una buenas zapatillas. Solo asegúrese de tener la capacitación de un instructor certificado y que adapte los ejercicios a tus necesidades y ritmo.

Caminar a paso ligero:

Caminar a paso ligero es el mejor ejercicio cardiovascular. No cuesta nada, por otro lado, es un ejercicio muy llevadero para principiantes. Tomate un tiempo en la mañana y continúe practicándolo a diario. Sin embargo, debes tener cuidado de que tu estilo de caminar y la velocidad sean los adecuados. La otra ventaja, es que evitas desplazarte al gimnasio o ir en horarios determinados, tu decides tus horas. Aquí hay soluciones para correr o caminar sin cista

Correr:

Todo lo que necesita es un par de zapatillas para correr y un poco de fuerza de voluntad. Es el mejor ejercicio tanto para adelgazar como para ganar resistencia. Hay que estar comprometido a la hora de correr, sobre todo si perder peso es tu meta. Establece objetivos e intenta cubrir una distancia particular dentro de un tiempo determinado. No solo se convertirá en un perfecto ajuste para tu entrenamiento, sino que también lograrás quemar más calorías a largo plazo.

Subir escaleras:

Para practicarlo no se necesita una inversión. Puede acceder a las escaleras en su propio edificio. El método de subir escaleras para bajar de peso aprovecha la gravedad. Cuanto más pesamos, más duro nos vemos obligados a trabajar y más calorías quemamos. Subir escaleras es uno de los ejercicios extremadamente intensos, que aumenta rápidamente nuestra frecuencia cardíaca y, al hacerlo, podemos mejorar en gran medida nuestra condición cardiovascular.

Senderismo:

El senderismo es una excelente manera de mantenerse activo y perder esas calorías adicionales, con un minino de gasto en equipamiento. Es cierto que no se puede hacer trekking todos los días. Sin embargo, si te gusta la aventura y te interesa conquistar nuevas alturas a pie, puede planificar excursiones de trekking con la mayor frecuencia posible. Además de reducir la grasa extra y mantenerse en forma perfecta, también puede disfrutar de la emoción de llegar más y más alto.

Ciclismo:

Es un ejercicio de bajo impacto que puede ser practicado por personas de todas las edades, es una de las mejores formas de reducir el riesgo de padecer problemas de salud como ictus, infarto, algunos tipos de cáncer, depresión, diabetes, obesidad y artritis. Aunque el equipamiento puede tener un costo de entrada, hay muchas ofertas de precio o equipo usado. Sin embargo, debes tener en cuenta que no debes agotarte. Hay varios tipos de prueba de esfuerzo para determinarlo. Comprende el límite de resistencia de tu cuerpo (no todos somos iguales)  y manten la distancia y la velocidad en consecuencia de tus limitaciones.

Ejercicios en casa

Si no tienes mancuernas, pesas, aparatos o cualquier otro equipo de ejercicio, no es necesario comprarlos todos de inmediato para bajar de peso sin gastar mucho dinero. Hay ejercicios efectivos para perder peso que se pueden realizar sin el uso de ninguno de estos equipos. Puedes buscar algunos ejercicios caseros como saltar, trotar y muchos más para quemar calorías y reducir la grasa abdominal Hazlos según tu nivel de resistencia en la fase inicial y luego aumenta gradualmente su intensidad. Sin embargo, debes elegir los ejercicios adecuados y practicarlos metódicamente. No obstante, puedes sustituir algunos pesos, por botellas de agua, cuerdas o neumáticos, todo claro, con la máxima seguridad.